Control farmacológico  de la frecuencia

Los betabloqueantes son los medicamentos de referencia en caso de cardiopatía coronaria, insuficiencia cardíaca o hipertensión arterial. Sin embargo, existe el peligro de un empeoramiento hemodinámico agudo en caso de insuficiencia cardíaca manifiesta. Los betabloqueantes tienen una contraindicación relativa en los pacientes con enfermedades crónicas obstructivas respiratorias.

Los antagonistas del calcio tipo verapamilo y diltiazem actúan en caso de fibrilación auricular taquiarrítmica sin vía accesoria. Presentan una buena eficacia en la fibrilación auricular paroxística. En caso de enfermedades enfermedades crónicas obstructivas respiratorias, son preferibles a los betabloqueantes. Los antagonistas del calcio están contraindicados en caso de síndrome de Wolff-Parkinson-White. Se desaconseja su administración en los pacientes con disfunción sistólica.

La digoxina
está indicada en los pacientes que, además de fibrilación auricular, padecen insuficiencia cardíaca. Debido a las numerosas contraindicaciones absolutas y relativas, no suele ser el fármaco de referencia. Como medicación única, es inocua en pacientes con tono simpático elevado, dado que no permite realizar un control satisfactorio de la frecuencia, por ejemplo, en caso de fibrilación auricular con frecuencia ventricular elevada o bajo esfuerzo. La digoxina prolonga la duración y aumenta la frecuencia de episodios de fibrilación auricular paroxística.

La dronedarona
es un nuevo antiarrítmico disponible en el mercado español desde finales del año 2010. Es el único antiarrítmico capaz de reducir la mortalidad y la hospitalización por causa cardiovascular (-24%), según el estudio ATHENA (20). También reduce la frecuencia cardíaca (estudio ERATO) y mejora significativamente el mantenimiento del ritmo sinusal (estudios EURIDIS/ADONIS) conjunta con un buen perfil de seguridad (bajo riesgo de toxicidad extracardíaca y proarritmogénica). La dronedarona está contraindicada en los pacientes con insuficiencia cardíaca grave (clase IV de la NYHA) y pacientes con insuficiencia cardíaca clase III) descompensados recientemente.

La amiodarona
es un antiarrítmico importante con propiedades simpaticolíticas y de bloqueador de canales del calcio. Está indicado para el control de la frecuencia en pacientes críticos que, la mayoría debido a una disfunción del ventrículo izquierdo con hipertensión, no son candidatos a recibir tratamiento con betabloqueantes o antagonistas del calcio. Para una administración permanente destinada al control de la frecuencia, amiodarona sólo es "medicamento de reserva" debido al perfil de seguridad.

Cuadro: Control farmacológico de la frecuencia cardíaca durante la fibrilación auricular.


Situación clínica inicial

Fármaco de elección si no
hay contraindicaciones

Fibrilación auricular taquiarrítmica
sin vías accesorias

Verapamilo o metoprolol

Fibrilación auricular taquiarrítmica +
insuficiencia cardíaca

Digoxina o amiodarona

Fibrilación auricular taquiarrítmica +
vía accesoria en síndrome WPW

Amiodarona o cardioversión
eléctrica

Medicación existente con antiarrítmicos
de clase 1C para el control de la frecuencia en la
fibrilación auricular paroxística (si el
istmo cavotricuspídeo todavía no se ha
bloqueado mediante una ablación con catéter)

Adicionalmente: betabloqueantes

Tabla: Situaciones clínicas de partida frecuentes en la fibrilación auricular y fármaco de referencia (28).

La información contenida en este sitio Internet está dirigida exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España.
Pulse ACEPTAR para continuar en este sitio o SALIR para ser redirigido al sitio Internet de sanofi-aventis