Printed From:

Morbilidad: enfermedades coexistentes y complicaciones de la fibrilación auricular

Las enfermedades coexistentes y las complicaciones de la fibrilación auricular suelen derivar de las alteraciones miocárdicas y hemodinámicas fisiopatológicas de la fibrilación auricular.

Enfermedades
coexistentes con la fibrilación auricular:
  • Tromboembolia e ictus isquémico
  • Miocardiopatía inducida por taquicardia
  • Insuficiencia cardíaca

Tromboembolia e ictus isquémico

El ictus isquémico es la enfermedad coexistente más frecuente y grave

El ictus continúa siendo la segunda causa de muerte en España, tras la cardiopatía isquémica, y la primera causa en la mujer, según datos del año 2007, con un total de 33.034 defunciones (34). Alrededor del 20% de los ictus se deben a la fibrilación auricular. Los análisis epidemiológicos apuntan a que en el año 2050 puede llegar a haber 43.500 pacientes con ictus asociados a fibrilación auricular (11).

El ictus es, con diferencia, la causa principal de hospitalización neurológica y una de las que más gasto sanitario consumen (4%) (4). Más de 117.000 pacientes ingresaron en 2008 en los hospitales públicos españoles por un ictus o un ataque isquémico transitorio (AIT) como diagnóstico principal al alta (33).

El riesgo de ictus en los pacientes con fibrilación auricular es 5 veces superior

La fibrilación auricular incrementa en 5 veces el riesgo de ictus isquémico (31).


La fibrilación auricular multiplica por cinco el riesgo de ictus (31).


Miocardiopatía inducida por taquicardia

Una frecuencia ventricular persistentemente elevada durante la fibrilación auricular puede aumentar la insuficiencia mitral y causar una miocardiopatía mediada por taquicardia. El corazón se agranda y tiene un ventricular izquierdo delgado y debilitado, lo que produce una reducción de la capacidad funcional.

Los mecanismos que pueden producir una miocardiopatía mediada por taquicardia son el agotamiento miocárdico, la isquemia, una regulación anormal del calcio y el remodelado (9).


  Tromboembolia e ictus isquémico
  Miocardiopatía inducida por taquicardia 
  Insuficiencia cardíaca 

Insuficiencia cardíaca


La insuficiencia cardíaca es un factor de riesgo independiente para el desarrollo de fibrilación auricular. En caso de arritmia sostenida sin control de la frecuencia ventricular puede producirse una insuficiencia cardíaca grave descompensada o una descompensación potencialmente mortal de una cardiopatía, por lo demás, compensada.

La fibrilación auricular y otros factores que incrementan la carga del miocardio pueden empeorar una insuficiencia cardíaca existente o desencadenar una insuficiencia cardíaca. Por otra parte, la fibrilación auricular también puede deberse a una insuficiencia cardíaca o empeorar como consecuencia de ella (lo que se conoce como “círculo vicioso”) (18). A menudo, la insuficiencia cardíaca y la fibrilación auricular coexisten; las enfermedades repercuten negativamente entre sí en lo que a tratamiento y pronóstico se refiere. En la actualidad no está claro si el restablecimiento del ritmo sinusal es importante para el paciente. En el estudio con pacientes con fibrilación auricular no se observaron diferencias de mortalidad entre las estrategias de control de ritmo y de frecuencia (23). Las causas de insuficiencia cardíaca en la fibrilación auricular son, entre otras, una frecuencia cardíaca elevada (>130 /min) que, si persiste, produce una miocardiopatía y una reducción del volumen sistólico cardíaco. Por su parte, la insuficiencia cardíaca origina procesos de cambio en la aurícula y la cavidad, que producen una transformación en los tejidos de la capa muscular y una ralentización, e incluso interrupción, de la transmisión de la activación.

 

La insuficiencia cardíaca es un factor de riesgo independiente e importante de fibrilación auricular (2).



La insuficiencia cardíaca predispone a la fibrilación auricular y la fibrilación auricular exacerba la insuficiencia cardíaca(18).


Área para Profesionales

Perfil