Printed From:

Perspectivas en el tratamiento de la fibrilación auricular

A raíz de esto, en 2007, una Conferencia de Consenso de la Red de Competencia en fibrilación auricular (Kompetenznetz Vorhofflimmern, Alemania) con la Asociación Europea del Ritmo Cardiaco (European Heart Rhythm Association, EHRA) recomendó criterios más estrictos para la valoración de las diversas opciones terapéuticas en el tratamiento de la fibrilación auricular.
 
Esa valoración debería incluir información sobre los datos siguientes:
  • Reducción de mortalidad e ictus
  • Alivio sintomático y mejora de calidad de vida
  • Recuperación del ritmo
  • Función del ventrículo izquierdo
  • Costes

Estos requisitos fueron corroborados por la EMEA en las nuevas guías sobre la autorización de medicamentos para el tratamiento de la fibrilación auricular.

En consecuencia, para el desarrollo de nuevos antiarrítmicos no es suficiente tan sólo el mantenimiento del ritmo sinusal sino que se precisa que persigan los cinco objetivos enumerados arriba y por eso es exigible en los mismos un análisis sobre la morbimortalidad durante el tratamiento o después del mismo.

Siguiendo estos criterios, a raíz del antiarrítmico recientemente aprobado dronedarona (MULTAQ®), el estudio ATHENA comprobó que:

  • Los antiarrítmicos modernos pueden provocar un descenso significativo, de un 24%, del riesgo de hospitalización por causa cardiovascular o de muerte por cualquier causa (criterio de análisis principal) (9).
  • Además, dronedarona reduce el riesgo de muerte cardiovascular así como la hospitalización por causas cardiovasculares de forma significativa, en un 29 y 26 % respectivamente. (9)
  • El riesgo de muerte por cualquier causa también se redujo con dronedarona en un 16 % (no significativo). (9)

Área para Profesionales

Perfil