Printed From:

Ablación del nodo AV

Ablación del nodo AV

Una fibrilación auricular permanente, taquiarrítmica y refractaria a terapia farmacológica puede requerir el bloqueo del conducto del nodo AV mediante ablación por catéter (5, 6, 23).
  • La ablación con catéter provoca un bloqueo AV irreversible. Debido a ello, en general, la intervención debe combinarse con el implante de un marcapasos biventricular.
  • Deben administrarse anticoagulantes a los pacientes .
  • La ablación provoca un aumento de la calidad de vida debido a mejora sintomática, descenso de los episodios de descompensación cardíaca y disminución del índice de hospitalización. No se observan cambios en la mortalidad total al cabo de un año (36).
En casos concretos se puede retrasar y normalizar la transmisión AV mediante una ablación selectiva de la entrada posteroinferior al nodo AV (14, 33, 35). Como la tasa de recurrencias es elevada, en muchos casos es necesaria una ablación total.

La indicación se plantea cada vez menos

Según la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la indicación de la ablación del nodo AV con implantación de marcapasos es cada vez más rara, especialmente en caso de fibrilación auricular paroxística. Por ello, se recomienda la indicación estricta sólo como última alternativa en casos de fibrilación auricular refractaria a terapia  y nivel de sufrimiento muy elevado. En pacientes con función reducida del ventrículo izquierdo y síntomas de insuficiencia cardíaca, la intervención se realiza con implantación de marcapasos biventricular.

Cuadro: Ablación del nodo AV en caso de fibrilación auricular.

Área para Profesionales

Perfil