Printed From:

Control del ritmo

Según las guías de práctica clínica de 2010, en los pacientes con sintomatología marcada o limitación evidente de la función de bombeo cardíaco debe lograrse el restablecimiento y mantenimiento del ritmo sinusal. Este abordaje se denomina control del ritmo.

La cardioversión puede ser farmacológica o eléctrica:

La cardioversión farmacológica resulta tener su máxima eficacia cuando la fibrilación auricular es de aparición reciente (12,18).

La cardioversión eléctrica es eficaz y fácil de realizar. Suele emplearse cuando no se produce cardioversión espontánea. La intervención se lleva a cabo con el paciente en ayunas y con anestesia de corta duración (17, 24).

Los fármacos antiarrítmicos tienen una utilidad importante en el tratamiento de todas las formas y fases de la fibrilación auricular:

Figura: clasificación de Vaughan Williams de los fármacos antiarrítmicos 

Área para Profesionales

Perfil