Printed From:

Cardioversión eléctrica

La cardioversión puede obtenerse por medios farmacológicos o con descargas eléctricas. La cardioversión eléctrica es fácil de realizar y es más eficaz cuando se utilizan descargas bifásicas. La intervención debe aplicarse con el paciente bajo una anestesia general adecuada y estando en ayunas. A través de dos electrodos (pala o parche) en posición anteroposterior se aplican descargas eléctricas de corriente continua sincronizadas con el pico R del ECG. Al hacerlo, los impulsos bifásicos son más eficaces que los monofásicos (17,24).

A menudo se administran fármacos complementarios durante la cardioversión eléctrica, que aumentan la tasa de cardioversión y que, en la medida de lo posible, han de empezar a administrarse antes de la misma.

La tasa de recurrencias depende de la disposición del paciente y de la técnica empleada; alcanza el 30% al cabo de una semana y el 75% al cabo de un año (15).

Área para Profesionales

Perfil